Menu Principal
Llegar a Budapest no fue asunto sencillo……

Llegar a Budapest no fue asunto sencillo……

  • Autor/a:: Mariangel
  • Fecha de publicación: jul 30, 2012
  • Categoría:

Llegar a Budapest desde Venecia (Italia) no fue asunto sencillo. Desde la ciudad de Venecia no hay tren ni bus directo a Budapest, además, por ser la ciudad de los canales tan turísitica , los boletos de tren (con sus respectivas combinaciones) estaban todos agotados. Por eso viajamos hasta la ciudad de Trieste (frontera de Italia con Eslovenia) para poder tomarnos desde allí un bus a Budapest. Decidimos hacer esta ruta  basándonos en lo que nos dijeron en la oficina de turismo de Venecia y mirando el mapa vimos que irnos a Trieste podría ser una manera de acercarnos a nuestro nuevo destino, Budapest. Trieste no es una ciudad turística, asi que seguro no tendríamos inconveniente en conseguir pasaje.

Llegamos a esta ciudad muy ventosa el domingo a las 16:00 hs. Típico día de verano que refrescó y se levantó viento por la tarde. Lo primero que hicimos fué ir a la oficina de ventas de tickets de bus, por internet habíamos visto que los domingos a las 22:30 salía bus para Budapest. La estación de buses era una verdadera tristeza y sólo había una ventanilla, hicimos la cola, pero no tuvimos suerte. Los tickets para Budapest se vendían en la ventanilla de al lado, pero ese día estaba cerrado por ser domingo, nos dijeron que el bus paraba en la plaza (enfrente) y que los tickets los comprábamos directamente en el bus. Lindo panorama! En Trieste, esperar el bus y la noche en la plaza.

Con nuestras valijitas cruzamos al baño de la estación de trenes (al lado de la estación de buses, enfrente a la plaza) y allí nos abrigamos, sobre las cinco de la tarde había refrescado bastante, con decirles que tuve que ponerme el jeans y championes, que hacía como dos meses que no usaba. Como todavía quedaban más de cuatro horas para que saliera el bus, decidimos dejar las valijas en la oficina de custodia de equipaje en la estación y salir a recorrer esta ciudad italiana de frontera. No tuvimos suerte, la oficina cerraba a las 18:00 hs, así que no nos convenía dejar el equipaje.

Salimos de la estación, cruzamos la plaza, ya casi estábamos decididos a salir a pasear con las valijas…… aunque nos llamaran “los tres chiflados de las valijas de Trieste” , cuando se nos ocurrió pedir para dejarlas en algún restorán o local que estuviera abierto. Terminamos de cruzar la plaza y nos enfrentamos a un restorán típico italiano. Entramos y nos pedimos una cerveza. La chica que atendía no era muy simpática, pero el dueño era un tano muy agradable y divertido que nos sacó conversación. Le contamos que estábamos de paso y le preguntamos qué podíamos conocer en un par de horas en Trieste?, nos indicó el paseo por la rambla y la plaza. De alguna manera, supimos darle un curso a la conversación que terminó en que el amable señor nos ofreciera para dejar las valijas en su restorán. Aceptamos el “ofrecimiento inducido”, dejamos las valijas y salimos a recorrer esta ciudad italiana que por esas cosas de la vida nos tocó conocer……. aqui algunas imágenes de Trieste.

Luego del paseo, pasamos a retirar las valijas y regresamos a la plaza para esperar el bus. Si bien nos habían dicho a las 22:30, a eso de las 21:00 ya estábamos esperando porque supusimos que habría mucha gente sin asiento y sin boleto. Pues bien, supuesto falso. “Y se hicieron las diez y las once….” y “naides” pero “naides” se aparecía en la plaza, preguntamos al único taxista y nos dijo que le parecía que el bus salía de la estación, asi que cruzamos a la estación…….. si la plaza era un panorama desolador, la estación era el desierto mismo, tenebroso y oscuro (a continuación ver imágen de la estación)…..

Ya casi las 23:00 hs, con las esperanzas venidas a menos, salimos de aquel estacionamiento abandonado (la estación) y nos fuímos a la plaza. Plan B comenzaba a gestionarse, quedarnos en Trieste…. buscar un hostel, preguntar en el restorán si conocían algún hospedaje por la zona… y ahí, mientras maquinábamos , vemos un bus que dobla en la otra esquina de la plaza, para del otro lado de la calle….. adelante marcaba en un letrero chiquito “Destino : Budapest” bien!!! cruzamos los tres corriendo con las valijas y nos instalamos al lado del guarda, teníamos que si o si irnos en ese bus!! arreglamos el precio, mostramos pasaporte y arriba! Ahí vamos Budapest!

Viajamos toda la noche del domingo y llegamos a la capital Húngara el lunes a las 7 de la mañana. Nos instalamos en nuestra nueva morada, un apartamentito muy sencillo ubicado en un edificio un poco venido a menos, pero con muchas características lindas. Una de ellas, es que sólo ese apartamento se alquilaba a viajeros, todos los demás estaban ocupados por habitantes de Budapest. Si hay algo que me gusta es poder sumergirme en la cotidianidad de un lugar. Los budapestinos se levantan muy temprano, sacan sus perros a pasear, escuchan el informativo matinal en la radio (supongo que es informativo, porque el húngaro no se entiende nada!), cocinan (talvez se preparan la vianda para el trabajo) y a eso de las nueve, diez de la mañana salen a trabajar. En definitiva, puedo confirmar que las personas, en el mundo, hacemos más o menos lo mismo. La rutina nos ha conquistado a todos!!

Luego de instalarnos, nos fuimos a dar una vuelta por el mercado central de Budapest, que es el mercado más grande de la ciudad. Estos mercados se construyeron en el marco del antiguo régimen, cuando Hungría era una de las Repúblicas de la Unión Soviética. El objetivo de los mercados era controlar la calidad de los alimentos ya que la población estaba teniendo problemas sanitarios. Hoy en día es un destino principalmente turístico.

Almorzamos en el mercado, salchichas, cerdo y papas (bien livianito!). Si bien la papa es originaria de los pueblos nativos de los andes, los europeos la llevaron para sus respectivos países, donde se obtuvieron otras variedades de esta verdura. La papa fué el principal alimento durante las guerras, por eso en estos países es un alimento tan típico y se prepara de distintas maneras. Sopas de papas, panes de papa y harina, papas con chorizos, son comidas de muy sencilla elaboración y pensadas para que la preparación sea rendidora.

Luego nos fuimos a caminar por uno de los tantos puentes que cruza el río Danubio. Este río divide la ciudad en dos partes : Buda y Pest. Buda es la parte más alta y allí se encuentra la antigua sede real, los palacios y las iglesias más importantes. Pest es la parte más comercial y moderna de Budapest. En Buda visitamos el Castillo de Buda, el museo de historia de Budapest y la Iglesia de Matías.

Luego regresamos a Pest por el Puente de las Cadenas, éste es el puente mas antiguo del Danubio. Asimismo en el año 1949 tuvo que ser reconstruído ya que durante la segunda guerra mundial los alemanes destruyeron todos los puentes de la ciudad.

Luego terminamos el día en la Plaza de los Héroes, donde conocí a Robit. Al llegar a la plaza nos sentamos en la base del monumento central a descansar un poco las piernas. Desde allí (más o menos metro y medio del piso) saludé a un niño que caminaba con sus padres. A los dos segundos el niño estaba sentadito a mi lado hablándome en húngaro! Naturalmente no le entendía nada y era un niño muy pequeño para explicarle lo de las barreras idiómaticas, asi que le sonreí. La sonrisa es un idioma universal, desde la China hasta Hungría, tanto lo mas pequeños como los más grandes sabemos que quiere decir una sonrisa y sabemos responder a eso, con otra sonrisa. Luego llegaron los padres de Robit con su hermano de unos 10 años que hablaba inglés porque había aprendido en la escuela, ahí nos presentamos e intercambiamos algunas palabras. Toda la familia de Robit era muy agradable.

Al día siguiente alquilamos bicicletas para recorrer la ciudad sobre ruedas Fuimos a recorrer el Parque de la Ciudad y la Isla Margarita a la cual se llega cruzando uno de los puentes del río Danubio.

Se dice que Budapest es la ciudad más hermosa del Danubio. Yo no se si es la más hermosa, pero lo que les puedo decir es: menos mal que insisitmos con ir a Budapest a pesar de que no fué asunto sencillo 😉

Por Mariangel.

    13 comentarios

  1. Qué lindo!!!!! suele pasar que esas cosas no preparadas resultan,
    ser muy disfrutables valió la pena el “sacrificio”
    Qué bueno si algo les faltaba era pasear en bicicleta
    Besos

  2. Impresionante ese lugar!!Besos para vos y pablo!, valio la pena llegar a ese lugar

  3. Uhhhhh que buena esa travesía!!! me imagino uds dando vueltas en la noche……..y el “loquito” como estaría!! jejejejeje
    Las fotos divinas y genial ese paseo en bici!
    Besos!!!

    • Mariangel

      Hola Ori! fué realmente todo una travesía! ahora graciosa, pero por momento empezamos a mirar los bancos de la plaza con cariño…. no estaba tan mal para dormir allí .. je je. besoss

  4. tengo ganas de viajar en marzo (soy de Buenos Aires), y le quiero dedicar dos dias (o sea, medio mas uno entero, mas otro medio) ustedes dicen que se recorre bien, es dos días? mi idea es ir desde Venecia (veré si consigo tren…) les costo caro el micro de Trieste a Budapest? Muchas gracias!!!!!!!!!!! SALUDOS desde el otro lado del rio

  5. tengo ganas de viajar en marzo (soy de Buenos Aires), y le quiero dedicar dos dias (o sea, medio mas uno entero, mas otro medio) ustedes dicen que se recorre bien, es dos días? mi idea es ir desde Venecia (veré si consigo tren…) les costo caro el micro de Trieste a Budapest? Muchas gracias!!!!!!!!!!! SALUDOS desde el otro lado del rio – See more at: http://deviajecito.com/?p=1059#comment-293

    • Mariangel

      Hola Javier, cómo estás? Disculpas que recién veo este mensaje, se había traspapelado. En dos días puedes conocer mucho de Budapest.Todo lo que aparece en el relato lo hicimos en tres días. Recomiendo que te alquiles una bici, es una hermosa ciudad para moverte en este medio. Desde Trieste a Budapest nos costó 55 euros. Muy buen viaje!! Saludos desde este lado del río!

    • Mariangel

      Hola Daniel, muchas gracias por compartir tu relato!

  6. Hola…Mariangel….hermoso tu relato.
    Nosotros somos una pareja no tan joven que estaremos recorriendo Europa, y deseo preguntarte se se hace dificil
    sin saber nada mas que castellano y una nada de italiano para andar por Budapest, vamos por nuestra cuenta.
    Gracias y saludos!

    • Mariangel

      Hola Gaby! si estás en viaje libre, es necesario manejar un básico de inglés.En Europa del este no hablan casi español, aunque probablemente el italiano te ayude. Pero creo que sería bueno un básico de inglés de viaje, que lo puedes preparar en un mes con una profe. Sos de Montevideo? Tengo una excelente profe para recomendarte. Va mi mail personal pacheco.mariangel@gmail.com. besosss

  7. Mariángeles quiero ir a Budapest en agosto próximo, tienes idea si hay bus directo de Budapest a Trieste, en realidad yo voy a Udine, pero de Trieste a Udine puedo ir en tren y creería que es más fácil! Muchas gracias!

  8. hola Mariángeles, nos enganchamos con tu relato y nos dio ganas de hacerlo.
    Recordás el nombre del hospedaje en Budapest?. Estamos armando nuestro viaje en enero y pensábamos también hacer el traslado desde Venecia, veremos como nos resulta. Tenés idea se en invierno da para ir?.
    Gracias Somos Mariana y Sebastián Desde Buenos Aires. Besos

Deja un comentario